Introducción

La filosofía de Kant tuvo gran influencia sobre la filosofía alemana del siglo XIX. Filósofos como Fichte, Schopenhauer y Hegel estudiaron el sistema kantiano y señalaron diversos problemas:
  • El dualismo entre razón teórica y práctica. No se trata sólo de que haya dos usos de la razón, sino de que el uso teórico tenga limitaciones frente al uso práctico. La razón teórica está limitada en su alcance porque sólo es legítimo el uso regulativo de las Ideas de la razón. Por el contrario, la razón práctica permite al menos suponer o postular la existencia de esas mismas Ideas de la razón por ser condiciones necesarias para la moral.
  • La existencia de cosas en sí (noúmenos), responsables por un lado del conocimiento humano (de ellas parten los datos recogidos por los sentidos), pero al mismo tiempo incognoscibles en sí mismas pues la razón (teórica) sólo puede conocer las cosas tal y como se nos presentan (como fenómenos). De nuevo, la razón práctica permite al menos aproximarnos a las cosas en sí mismas para afirmar su existencia y tener cierta información sobre el alma, la libertad y Dios.
  • La primacía de la voluntad (dirigida por la razón práctica) sobre el conocimiento (resultado de la razón teórica), pues aquella nos lleva a postular la existencia de lo que ésta no puede conocer. Porque queremos ser morales, nos vemos obligados a postular la existencia del alma, de su libertad y de Dios. Si no quisiéramos ser morales, no sabríamos de la existencia de ninguna de ellas. Por tanto, es nuestra voluntad más que nuestra capacidad de conocer la que nos ha permitido saber de la existencia de algo más allá de los fenómenos.

El idealismo absoluto

Hegel propone superar el dualismo entre el sujeto y las cosas en sí (el objeto) recuperando una propuesta de Spinoza: el pensamiento y los objetos son sólo dos atributos de una única sustancia. Pero a diferencia de Spinoza:
  • Hegel propone el Espíritu Absoluto como entidad única, en lugar de Dios: el Espíritu Absoluto reúne al pensamiento y a la realidad como dos facetas de una misma realidad.
  • La unidad de pensamiento y realidad no es algo estático, sino dinámico, cambiante en el tiempo, que pasa por distintas fases o momentos.
  • A lo largo de la Historia, la unidad del pensamiento y de la realidad evoluciona desde la separación total de ambas a la unidad plena del Espíritu Absoluto.

Etapas de la Historia: desarrollo del Espíritu Absoluto

A diferencia de todos los filósofos anteriores, Hegel considera que la Historia es un elemento clave de la explicación filosófica:
  • A diferencia de Spinoza, la unión del pensamiento y la Naturaleza no es una unión estática, inmutable, sino que va cambiando.
  • A diferencia de Kant, quien tiene una visión estática, inmutable de las leyes y principios que gobiernan la razón humana, la razón hegeliana es entendida como algo cambiante y en ese cambio de sus leyes y principios las contradicciones podrán superarse.
  • Este cambio no es una simple alteración o modificación (aunque se tratase de un cambio sujeto a leyes, como el de Heráclito), es un cambio que tiene un sentido, un progreso, un desarrollo. La Historia humana es para Hegel ese proceso de desarrollo del Espíritu Absoluto. No es casual que se llame al siglo XIX "el siglo de la Historia", pues es en este siglo cuando el interés por la Historia se incrementa hasta hacer de ella una ciencia.
  • La Historia humana está impulsada por el deseo de libertad: la Historia deja de ser una simple sucesión de imperios, guerras, revoluciones, etc. y pasa a tener un sentido si la interpretamos como la transición hacia formas de libertad cada vez más elevadas: la Historia es el desenvolvimiento del Espíritu hacia la libertad.

Hegel interpreta la Historia de la Humanidad entera como una secuencia en la que señala varios momentos clave:

1. Imperios antiguos

Los súbditos de los imperios persa o egipcio no tienen libertad alguna. Es más, carecen incluso de la conciencia de ser esclavos. Para sentirse esclavo, un hombre debe al menos saber que existe la libertad y según Hegel estos hombres ni siquiera conocen la libertad.

2. Grecia y Roma

Sus ciudadanos toman conciencia de la libertad, un ciudadano griego es un hombre libre. Pero la libertad de griegos y romanos sólo la disfrutan algunos.

3. Cristianismo

Con el cristianismo los hombres toman conciencia de la libertad personal universal: todo hombre es libre porque posee un alma inmortal y es libre de seguir o desobedecer a Dios.

4. Reforma Protestante

Frente al control impuesto por Roma sobre la interpretación de la Biblia y la salvación a través de los sacramentos, los reformistas defienden que cada hombre individual es libre de leer el Libro Sagrado y de relacionarse directamente con Dios, liberándose así del poder tiránico de la Iglesia Católica.

5. Ilustración

El hombre no debe obediencia a nadie excepto a su propia razón. La moral kantiana es el mejor ejemplo de ello: sólo somos libres cuando somos racionales y no obedecemos a nada ni a nadie excepto a nuestra propio sentido del deber. Ser moral es ser autónomo.

6. El Estado absoluto

En el S. XIX, Hegel propone que el modelo de gobierno de la monarquía absoluta prusiana es un avance más hacia la libertad. En el gobierno de Federico Guillermo III, rey de Prusia, Hegel ve la realización práctica, en la Historia, de la unidad de dos manifestaciones aparentemente opuestas de la realidad: las libertades civiles defendidas por el liberalismo tolerante de Locke y la libertad ética kantiana de cada sujeto al elegir cumplir con su propia obligación.

De un lado están las leyes del Estado que constriñen la libertad del individuo en favor de sociedad, del otro la suprema libertad de la conciencia individual. Ambas libertades parecen opuestas:
  • una es externa, basada en las leyes del Derecho
  • la otra es interna, basada en las leyes morales que cada hombre se da a sí mismo
Pero ambas libertades se reconcilian en el Estado absoluto, pues en él las leyes públicas son reflejo de las normas morales privadas y viceversa.
Según Hegel, la contradicción aparente entre la ley externa y la conciencia interior se supera en el gobierno prusiano pues sus leyes están en armonía con la conciencia moral individual.


Formas de entender el Espíritu

La filosofía de Hegel es idealista, es decir considera a "las ideas", a los productos y desarrollos de la mente, como la clave de la realidad. A diferencia de las filosofías realistas, que consideran a "las cosas", a los objetos independientes de la mente, como la clave de la realidad.
Así entendido, el idealismo es una de las características clave de toda la filosofía moderna y de la ilustración:
  • los filósofos racionalistas desde Descartes han afirmado que las ideas de la mente son la única fuente de conocimiento cierto.
  • los filósofos empiristas también han hecho de la mente, de sus contenidos y leyes de asociación, el tema de su filosofía.
  • Kant denominó a su filosofía "idealismo trascendental", queriendo significar que su investigación giraba en torno a los elementos que el sujeto pone cuando conoce. Sin embargo, Kant señala que el conocimiento requiere de algo más que de puras ideas, requiere también de datos objetivos sin los que el conocimiento no es posible.

El idealismo de Hegel le lleva a llamar "Espíritu" a esa clave de la realidad, pues el espíritu es lo opuesto a la materia, es el pensamiento, lo activo y creativo en oposición a la pasividad inerte de la materia.

A primera vista, la filosofía de Hegel es dualista: espíritu frente a materia son las dos realidades existentes. Pero como veremos después, la suya es una filosofía monista pues lo único que existe es el Espíritu (con mayúscula), del cual son facetas o aspectos suyos tanto el pensamiento como la materia.

Pero este "Espíritu" se puede entender de diversas maneras:
  • Espíritu subjetivo: es el Espíritu tal y como lo entiende el sujeto, es decir cada uno de nosotros. Desde esta perspectiva el Espíritu es el proceso, la actividad de pensar, la creatividad, la conciencia y la libertad subjetivas.
  • Espíritu objetivo: es el Espíritu entendido como los productos o resultados del pensamiento humano. Las teorías científicas, las costumbres e instituciones sociales, las leyes del Derecho, las formas políticas de gobierno, etc. Estos productos, aunque originalmente son la creación de sujetos individuales (Espíritu subjetivo), tienen "vida propia", son "como cosas" son objetivos (y no subjetivos) una vez son asimilados por la sociedad.
  • Espíritu absoluto: es el Espíritu entendido como unidad, como la unidad de lo subjetivo y lo objetivo. A lo largo de la Historia, esta unidad se va creando y se manifiesta en el arte, la religión y la filosofía. Estas disciplinas tratan de explicar y superar, cada una a su modo, que el hombre, (el sujeto, la subjetividad humana) y el objeto (el mundo, la realidad objetiva) son, pese a la aparente diferencia y oposición mutua, una y la misma realidad.


La Dialéctica

La dialéctica es según Hegel, el método de la Filosofía: más en concreto, es el método de la razón, entendida como la más abstracta y ambiciosa facultad de las tres que producen el conocimiento humano. Porque Hegel mantiene la división de la razón teórica kantiana en tres facultades: sensibilidad, entendimiento y razón. Las funciones de esta última facultad son entendidas de forma muy distinta en ambos filósofos.

Aplicando el método dialéctico, la Filosofía logra su objetivo: superar la división, la alienación entre el sujeto y el objeto. Para entender el método dialéctico de Hegel conviene comparar con su inmediato antecesor: Kant.

Kant
Hegel
Contradicciones a las que se enfrenta la razón
Tanto Kant como Hegel están de acuerdo en que la razón se ha enfrentado (y se enfrenta) a un gran número de contradicciones a lo largo de la historia de la filosofía. Por ejemplo el problema del cambio de Parménides: con los sentidos observamos el movimiento, mientras que si lo analizamos con la razón no hay movimiento alguno. O la mortalidad del alma defendida por Aristóteles frente a la inmortalidad del alma que defendían los filósofos medievales. O el dualismo cartesiano entre la libertad del yo y el determinismo del mundo material, o ...
Para Hegel, todas las contradicciones de la razón tienen un denominador común: la contradicción entre lo finito y lo infinito.



¿Son resolubles estas contradicciones?
Kant dice la razón humana no puede superar estas contradicciones. Es una "enfermedad" de la razón el tratar de superar estas contradicciones y tratar de conocer si las Ideas de cosmos, yo y Dios tienen realidad objetiva, existen.
Por el contrario Hegel cree que si se se pueden superar las contradicciones.



¿Que papel tiene la razón?
Según Kant la razón tiene el papel de impulsar el conocimiento, creando teorías cada vez más amplias. Este impulso viene de las tres Ideas de la razón, cada una de ellas impulsa un modo de avance de nuestro conocimiento.
Pero Kant niega que exista un método mediante el cual la razón pueda llegar a superar dichas contradicciones. Rechaza la dialéctica porque considera que con ella sólo se consigue a una discusión sin fin, sin resultado definitivo.
Propone la dialéctica como método mediante el cual la razón logra superar tales contradicciones.
La razón es la encargada de realizar la síntesis entre una tesis y su antítesis, conciliando dos puntos de vista contradictorios.

Alienación

Si el Espíritu es la única realidad, ¿por qué nos parece que la realidad es diversa? Y más que diversa, nos parece que la realidad contiene elementos contrapuestos, incluso contradictorios. Por ejemplo, la contradicción entre la libertad subjetiva que cada uno de nosotros siente tener y la realidad exterior: ésta última con frecuencia se nos presenta como opuesta a nuestra libertad, como un freno o un obstáculo para realizar nuestros deseos. La respuesta a esta situación aparentemente contradictoria está en la teoría de la alienación.

La alienación es para Hegel una situación o estado de separación, de división o de falta de unidad entre diversas manifestaciones del Espíritu. En particular, esa situación de separación o alejamiento se manifiesta en el enfrentamiento entre el espíritu subjetivo (la conciencia individual) y el mundo objetivo: la libertad subjetiva se enfrenta al mundo de leyes objetivas que impiden o frenan el libre desarrollo del sujeto. No comprender que el mundo objetivo (en particular las leyes del Derecho y las costumbres, lo que Hegel denomina Espíritu objetivo) no es sino una manifestación más del Espíritu es un estado de alienación.

La alienación es un estado que puede superarse, y de hecho Hegel entiende que a lo largo de la Historia, mediante el desarrollo de la libertad, los hombres superan la alienación y van comprendiendo como suyas, como propias, las leyes que antes veían como algo ajeno, separado y opuesto a ellos mismos. La Filosofía, junto con la Religión y el Arte, logran hacer ver la unidad profunda entre el sujeto y el objeto, entre lo subjetivo y lo objetivo, superando así la alienación.

Hegel.jpg

Tesis, anti-tesis y síntesis

El método dialéctico opera en dos "momentos" o etapas:
  1. Reconocimiento de la contradicción entre una tesis y una antítesis. Por ejemplo: "soy un ser libre, que está por encima de las leyes" (tesis) y "soy un ser sujeto a leyes, como cualquier otro ser natural" (antítesis)
  2. Superación de esta contradicción mediante al negación tanto de tesis como de antítesis y la creación de una síntesis que unifique ambas posturas. Ejemplo: No es cierto que mi libertad esté por encima de las leyes, más bien las leyes hacen posible mi libertad. No es cierto que las leyes me impidan mi libertad, pues esas leyes son el resultado concreto de la libertad del hombre. Por tanto, y en síntesis, la libertad subjetiva y la legalidad objetiva son dos caras de una misma realidad.

Al lograr la síntesis, se supera la alienación. Pero no se trata de un logro que pueda alcanzar un hombre aislado en un momento arbitrario de la historia, sino de un proceso que se desarrolla a lo largo de la Historia humana. El reconocimiento de que las leyes objetivas son la otra cara de la libertad individual sólo es posible si:
  • esas leyes objetivas son unas leyes determinadas, unas que respeten la libertad individual y promuevan la igualdad
  • la libertad individual no se emplea para el beneficio propio (egoísmo) sino que está regida por normas morales que impiden tratar al resto de la humanidad como medios para tu propio beneficio.
Para Hegel, ambas condiciones ya se dan en la Europa del siglo XIX con el triunfo de los ideales políticos ilustrados y la aceptación general de que la moral obliga a renunciar al egoísmo individual.



Alienación_Hegel.png

Cuestionario (Respuestas)

  1. ¿Qué distingue a la actitud realista de la idealista?
  2. ¿Qué tres tipos de idealismo suelen distinguirse y cuál es la característica definitoria de cada uno de ellos?
  3. Pon algunos ejemplos de lo que Hegel llama Espíritu subjetivo y Espíritu objetivo.
  4. ¿Qué mueve la Historia humana? Explícalo con la ayuda de algún ejemplo.
  5. Señala algunos ejemplos de contradicciones (tesis y antítesis) surgidas en algún momento de la Historia de la Filosofía.
  6. ¿Cual es la función de la Filosofía? Responde desde los puntos de vista de Kant y de Hegel
  7. ¿Qué son para Kant las Ideas de la razón? ¿Qué no son?
  8. ¿Por qué Hegel sólo habla de "La Idea" en singular? ¿Por qué la Idea es identificada con Dios?
  9. ¿Por qué decimos que la filosofía de Hegel es un monismo? ¿Qué tipo de monismo?
  10. Señala paralelismos entre las filosofías de Spinoza y Hegel.
  11. Señala paralelismos entre las filosofías de Heráclito y Hegel.
  12. Explica por qué dice Hegel que el método dialéctico aplica una doble negación.



Lo que no he entendido de Hegel

Hegel_wordle.jpeg

Una explicación que puede ayudar a entender a Hegel:


En esta sección puedes ir escribiendo tus dudas:
  1. ¿Qué son para Kant las Ideas de la razón? ¿Qué no son?
  2. ¿Por qué Hegel sólo habla de "La Idea" en singular? Porque Hegel llama Idea a la unificación de las facetas subjetiva y objetiva del Espíritu, es decir la Idea viene a ser otra denominación de el Espíritu Absoluto.
  3. ¿Por qué la Idea es identificada con Dios? Porque para el hombre Dios representa el ser pleno, la unidad de la que surge todo lo que existe y Hegel (siguiendo el panteísmo de Spinoza), simboliza en Dios a la Idea.
  4. Explica por qué dice Hegel que el método dialéctico aplica una doble negación. Porque deben negarse tanto la tesis como la antítesis. De la negación de ambas, pues ambas son falsas o sólo parcialmente verdaderas, surge la síntesis.